jueves, 23 de junio de 2011

Simpleza.

Desde este lado, todo se ve peor.
Mas perverso.
Mas confuso.
Mas real

Desde acá, ya nada me parece natural.

No quiere doler, y duele igual.
Duele cuando estoy bien.
Duele cuando estoy mal.

Desde este lado,
Nada es circunstancial.
Yo no quiero más promesas.
Quiero realidad.

Desde acá, se ve la precariedad.

Sensaciones que no siento mas
Miradas que ya no ven mas

Desde este lado,
Sólo veo una mitad.
El todo, el uno
Hace rato se perdió ya.

2 comentarios:

  1. Me gusta siempre leer este tipo de escritos como si fuera yo mismo el que siente esas cosas que ocurren. Logro sentir cada palabra realmente. Simpleza y claridad logran ese tipo de sensaciones profundas.
    Creo que esa mitad es el lado amargo de todo fulgor, muchas heridas hay en el alma sin sanar, para resultar así siendo preso de otra realidad mas oscura y caótica. Pero esas heridas pronto sanarán, eres luz, eres esperanza.

    ResponderEliminar
  2. lo que escribes es completamente palpable, por tanto real.... por eso me encantó

    saludos

    ResponderEliminar